¿Cómo hacer fotos de surf?

Ganas de aprender, e interés por explorar las posibilidades de nuestro equipo fotográfico y del entorno en el que nos encontramos, debería ser suficiente para empezar a conseguir imágenes de surf resultonas. Si a esto le sumamos una buena dosis de anticipación y unos conocimientos técnicos elementales los resultados están garantizados. A continuación hacemos hincapié en algunos factores determinantes para lograr nuestro objetivo ¡Esperamos que te resulten de ayuda!

El equipo

Disponer de una buena cámara réflex provista de un teleobjetivo siempre resulta de gran ayuda para conseguir buenas fotografías de surf, especialmente cuando las olas rompen a cierta distancia de la orilla. Si no es nuestro caso, más adelante veremos la forma de conseguir imágenes impactantes con un equipo modesto.

Para no perder ningún detalle de la acción y que las imágenes no queden movidas debemos disparar a velocidades superiores a 1/500 (prioridad al obturador o modo deportes) y utilizar una tarjeta de memoria rápida (algo especialmente relevante cuando vamos a disparar en modo ráfaga). Para afrontar nuestra sesión de fotos con garantías conviene disponer de una batería y tarjeta de memoria de recambio.

Luz y entorno

Antes de empezar a disparar a diestro y siniestro conviene prestar especial atención a la forma como la luz incide en sobre el sujeto que queremos fotografiar (en este caso un surfista). Dentro de las posibilidades del entorno en el que nos encontremos buscaremos una localización que nos permita obtener los mejores ¡Y variados! resultados: un espigón, sentados o estirados sobre la arena, desde lo alto de un acantilado, etc. Para conseguir imágenes originales y sorprendentes lo mejor es alternar nuestra posición y disparar desde distintos puntos de vista. 

No sólo surf

Aunque a priori nuestro objetivo es capturar al surfista realizando un take off en una pared de 2 metros, un cut back en la cresta de la ola o metido dentro de un tubo, no debemos desestimar la posibilidad de realizar fotografías creativas ¡Las posibilidades son infinitas! Un surfista de espaldas caminando sobre la arena o por las rocas con las olas de fondo, encerando la tabla, un primer plano mientras se ajusta el leash en el tobillo, remando sobre la tabla, un grupo de surfistas comentando la jugada desde la orilla, un primer plano de un niño remando una espuma orillera, una foto en blanco y negro poniéndose el neopreno con las puertas de la furgo abiertas, una tabla solitaria descansando sobre la arena, una foto general de un pico saturado de surfistas, etc.  

Desde el agua

Como hemos mencionado anteriormente, para conseguir imágenes impactantes no siempre es necesario disponer de un costoso equipo fotográfico profesional. Con una inversión de entre 200 y 250 euros podemos disfrutar de las grandes posibilidades que ofrece una cámara deportiva o “Action cam”.  La gran ventaja de hacer fotos desde el agua es que, aunque las olas rompan pequeñas, podemos obtener grandes e inesperados resultados. Al disparar desde el agua conviene hacerlo en picos que no estén saturados y con surfistas de nuestra confianza. Utilizar un neopreno nos aportará un extra de flotabilidad y evitaremos coger frío a las primeras de cambio. Utilizar un casco (preferentemente blanco o de un color llamativo) facilitará que los surfistas nos ubiquen en el agua y nos protegerá de posibles encontronazos. Para conseguir un buen “álbum de fotos” tomaremos imágenes cenitales con la ayuda de un extensor y desde delante, detrás y en diagonal a la pared de la ola.

¡Nos vemos en el agua o mejor en una buena ola 🙂 !

¿Quieres mantenerte informado de nuestros artículos y novedades?

4 + 6 =

Comparte este artículo...

Free WordPress Themes, Free Android Games